phone mail facebook twitter

Opinión respecto del acuerdo publicado en el DOF el día 24 de marzo del 2020, COVID-19.

Estimados clientes y amigos;

Respecto del acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación en fecha del 24 de marzo del 2020, en el que el Secretario de Salud emite medidas preventivas que se deberán implementarse para mitigación y control de los riesgos para la salud que implica la enfermedad producida por el virus SARS-COV2 (COVID-19), Nos permitimos comentar lo siguiente:

Que el texto es confuso en su contenido, por lo que para su compresión debemos de tener en cuenta tanto las facultades de la Autoridad que lo suscribe como la legislación laboral, sobre todo esto último, pues estos comentarios los ubicamos dentro del contexto de las consecuencias que se generan en las relaciones laborales privadas.

Que en especial el Artículo Segundo del Acuerdo, que es la disposición trascendente para nuestro interés, contiene dos disposiciones que nos confunden y afectan directamente:

La contenida en el a), del Precepto.

Que dispone que durante el periodo que esté vigente el estado de declaratoria de contingencia sanitaria, tanto los adultos mayores de 65 años e integrantes de grupos de riesgo como son mujeres embarazadas y personas con enfermedades crónicas, no deberán acudir a espacios públicos o concurridos ni centros laborales y que recibieran su salario íntegro, siendo notorio que esta Norma no ordena que los centros de trabajo deban de suspender labores, es decir se está refiriendo al caso de que se prohíbe la concurrencia de personas vulnerables a esos sitios, mismos que entendemos que continúan en operación, en cuyo supuesto, a las personas que se les impide acudir, siendo empleados del centro laboral, se deberá cubrir el salario íntegro.

Esta hipótesis la podemos relacionar con las disposiciones que encontramos en los artículos 168 Primer Párrafo y 175, Penúltimo Párrafo de la Ley Federal del Trabajo, que efectivamente ordena la doble medida; que durante el periodo de contingencia sanitaria no se presenten a sus centros de trabajo ni las mujeres en estado de embarazo o lactancia, ni menores de 18 años y que deben recibir su salario íntegro en este lapso emergente.

Observaciones:

No se es claro en la redacción de la medida, toda vez que no se tiene la certeza de que se haya declarado la contingencia sanitaria y a partir de cuándo se inicia la obligación de observar la Norma dictada.

No se tiene fundamento legal para obligar al patrón el pago de salarios íntegros a personas de grupos de riesgo, como lo son los adultos mayores de 65 años y personas con enfermedades crónicas, como sí existe en la Ley Federal del Trabajo Norma expresa aplicable para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia así como para trabajadores menores de 18 años.

Se requiere que la Autoridad precise la Disposición. Por lo pronto y de nuestra parte sostenemos que conforme a la Ley Laboral solo en materia de mujeres embarazadas o periodo de lactancia así como a trabajadores menores de 18 años se tiene obligación de cubrir salario íntegro, remarcándose, esta medida surte efectos si la Empresa continua con sus actividades, cosa que no está clara en el Acuerdo analizado (nuestro fundamento lo citamos más adelante).

Cabe aclarar que si en la Empresa continua laborando y se cuenta con personas menores de 18 años la regla de Ley es que no deben de seguir laborando durante el tiempo de contingencia y se les cubra su salario intrego.

Esta medida no tiene dispuesto tiempo límite mientras la empresa siga laborando, lo que significa que mientras dure la contingencia se cubrirá a los menores y mujeres embarazadas o lactando su salario íntegro.

Consideramos que es discutible la facultad del Secretario de Salud para ordenar el pago íntegro de salario fuera de los casos que dispone la Ley Federal del Trabajo.

La contenida en el c), Párrafo Cuarto del Precepto.

En esta porción normativa, se define el objeto o giro de las empresas que deberán continuar sus servicios, pero no da claridad sobre si a las demás les está prohibido laborar puesto que en ninguna parte lo declara, lo que se presta a serias dudas y provoca posibles equívocos al instrumentar la observancia de la medida.

Pero ubiquemonos en la hipótesis de que SI la intención del acuerdo es que se suspendan actividades laborales en empresas que no son de los giros sociales referidos en la Disposición, luego tenemos que ante la obligación de suspender las actividades laborales se aplica en automático las reglas contenidas en los artículos 42 bis, 427 fracción VII y 429 fracción IV de la Ley Federal del Trabajo, lo que surte los siguientes efectos (según el texto de la propia Ley).

A.- Se suspenden los efectos de la relación de trabajo (prestar el servicio y pagar el salario) y surge la obligación patronal de pagar a sus empleados hasta un mes de salario mínimo por concepto de indemnización.

B.- La medida abarca a todo el personal, es decir a mujeres embarazadas y menores de 18 años, quienes recibirán la indemnización aludida, pues así lo dice expresamente los artículos 168 segundo párrafo y 175 último párrafo, relacionado con el 429, párrafo IV de la Ley Federal del Trabajo.

C.- Las personas que se ubican en los supuestos de grupos de riesgo NO reciben en la Ley un trato especial, por lo que también se colocan en los supuestos de pago de salario mínimo hasta por un mes por concepto de indemnización durante la contingencia declarada.

OBSERVACIONES Y RECOMENDACIONES:

Es prioritario que la Autoridad aclare la vigencia de su orden de suspender actividades en giros no estratégicos para atender el estado de contingencia sanitaria.

En caso que las empresas cuya continuidad de labores se encuentra confusa en el Decreto recomendamos que mantengan su operación con personal que no este comprendido dentro de los que la Ley prohibe utilizar en periodo de emergencia sanitaria (mujeres embarazadas o en periodo de lactancia o trabajadores menores de edad); ahora si el ambiente de la Empresa es de inquietud de los trabajadores al sentirse amenzados por el contagio y estan dispuestos a apegarse a una suspension temporal de labores via acuerdo privado con la Empresa en el que se especifique la duración del mismo y el apoyo que al efecto la empresa cubrira (reduccion porcentual del salario sin que la misma llegue a ser inferior al salario minimo). Recalcamos el hecho de que este acuerdo estaria vigente hasta en tanto la Autoridad competente aclare el acuerdo o emita uno nuevo en que sin genero de duda disponga la suspensión general de las labores de trabajo por la contingencia sanitaria.

Por otro lado es prudente comentar que se ha discutido sobre el estatus que quedará la afiliación del empleado ante el IMSS e INFONAVIT, pues todavía no conocemos  medidas  especiales  en   estos  casos,  por  lo   que  recomendamos apegarnos a lo que establece la legislación del Seguro Social, recomendando se trate el tema con sus abogados fiscalistas de confianza.

Quedamos a sus ordenes para cualquier duda o aclaración.

Contacto

Copyright © Carlos Javier García Félix y Asociados.